The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Ir abajo

The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:50 pm

Introducción.

Somos Lefty Guns y yo en un bar de hotel en Miami Beach. Turistas, decoración hortera y mujeres con bronceados que dan miedo. Lefty es mi mentor en la Mafia, un soldado de la familia criminal Bonanno que me está educando con la conducta que debe tener un mafioso. Soy un buen oyente. Entonces estamos sentados tomando un trago, hablando de ésto y lo otro, cuando se me ocurre consultarle a Lefty lo que para mi es una buena pregunta.

"Hey, Lefty. ¿Cuál es la ventaja para mi de ser un wiseguy?"


Lefty me mira como si fuera el idiota más grande del mundo. Se excita, salta de su silla y empieza a gritar agitando los brazos. "¿Qué eres? ¿Un maldito loco?", dijo. "¿Está tocándome los huevos? Cuando eres un wiseguy puedes robar, mentir, engañar, puedes matar gente-- y es totalmente legítimo."

Eso, en pocas palabras, es la manera del wiseguy. Cualquier cosa de locos que hagas, cualquier crimen en el que estés dentro, todo es legítimo. El wiseguy no se ve asimismo como un criminal o una mala persona: él se ve como un hombre de negocios, un buscavidas astuto que está un paso delante de los patanes ordinarios. Un wiseguy vive por un conjunto de normas muy diferentes que las de la gente regular, reglas que fueron formadas por sus antepasados criminales y demostrado que funciona por generaciones de mafiosos anteriores a ellos. Los wiseguys existen en un universo paralelo bizarro, un mundo donde la avaricia y la corrupción son la regla, y donde la rutina de las personas comunes —tener un trabajo legal, estar con la familia, ganarse la vida honestamente— es vista como la maldición de debilidad y estupidez que tienen algunos. Los wiseguys se nos parecen mucho, pero no se equivoquen: ellos podrían ser de otro planeta, tan ajeno y anormal por sus pensamientos y hábitos.

Sé algo sobre los wiseguys. Sé más que la mayoría de la gente sobre estas garrapatas. Lo sé porque una fui uno de ellos.

La verdad es que yo solo pretendía ser un wiseguy. En realidad, era un Agente Especial del FBI. Como tal, me infiltré con numerosos grupos de wiseguys alrededor de todo el mundo, llegando a conocer sus formas y principios. Trabajé con Scotland Yard, penetré en las tríadas chinas, corrí operaciones de encubierto en un puñado de países tercermundistas y reventé tipos malos por todo América. Mi más memorable asignación, de cualquier manera, fue ingresar como agente encubierto en una familia criminal de Nueva York. Entonces empecé a ser Donnie Brasco, ladrón de joyas. La operación fue una de las más exitosas picaduras del FBI, y pueden decir que "yo escribí el libro" sobre cómo infiltrarse en la mafia. De hecho, mi cuenta de esa operación, Donnie Brasco, se convirtió en un bestseller del New York Times así como una película de Johnny Deep y Al Pacino. Johnny Deep, por supuesto, me interpretó a mi, Donnie Brasco.

Como Donnie, viví la vida de un wiseguy, convirtiéndome en un asociado de la familia Bonanno, una de las cinco empresas criminales más poderosas de todo Nueva York. Yo era parte de una respetada crew y participé en casi todas las facetas de la vida del wiseguy. Gasté 24 horas por día, 7 días a la semana siendo Donnie Brasco. La mayoría de las operaciones encubiertas duraban 6 meses. Yo estuve durante 6 años convenciendo gangsters empedernidos que era uno de ellos.

Soy, hasta el momento, el único agente encubierto del FBI propuesto para ser miembro hecho de una familia mafiosa. Estuve a cuatro meses de convertirme en un hombre hecho.

Una vez que mi portada fue volada a propósito, testifiqué en docenas de tribunales, incluido el caso infame de la heroína de contrabando "Pizza Connection" y el juicio "Mafia Comission" a todo el cuerpo gobernante de la mafia. Mi testimonio ayudó con seguridad a más de cien condenas federales contra wiseguys. Y combinado con las tácticas agresivas de otras agencias del orden, el impacto de mi exposición de las normas y las costumbres de la mafia cambió para siempre la forma de hacer negocios mafiosos. Es seguro decir que Donnie Brasco asestó un duro golpe muy perjudicial para la mafia estadounidense.

Y sin embargo, yo no era lo suficientemente ingenuo entonces, ni lo soy ahora, de pensar que nos encontramos cerca de la destrucción total del crimen organizado. Es cierto que la Mafia en este momento no es tan fuerte como lo fue hace dos o tres décadas, que la mayoría de los jefes están encarcelados o muertos, que más confidentes están rompiendo su ley de la omerta, que es más como el "crimen desorganizado", dado el lamentable estado de liderazgo mafia.

Pero eso no significa que la Mafia esté muerta y sepultada.

La mafia y los mafiosos han existido por siglos, y seguramente sigan existiendo por muchas generaciones más. Siempre y cuando haya dinero para obtener por medios ilícitos y con una mínima inversión, habrá mafiosos listos y dispuestos a poner el marcador. El hecho es que la Mafia en particular es una de las más exitosas y duraderas organizaciones en la historia del mundo. Nunca ha habido una corporación tan antigua o cambiando tan poco como la Mafia, que data de 1800. Es más, la Mafia nunca ha tenido un solo año en que funcionara en números rojos. Siempre tuvieron ganancias. Hay un fuerte incentivo para que los mafiosos hagan que todo funcione: déficit significa muerte.

Sí, los mafiosos son una raza fascinante, y las normas y códigos que viven es quizás difícil imaginar seguirlas tú mismo. Trabajar de agente encubierto como un mafioso —en efecto, actuando como wiseguy— requirió que prestara atención extra a lo que decían y cómo lo decían, para estudiarlos, empaparme de sus formas y luego escupir de vuelta fuera. Si está intrigado por la forma de vida en la Mafia, si usted encuentra la conducta y el carisma de estos chicos oscuramente fascinante, entonces las historias que tengo para contarle serán de interés. Penetré en el corazón de la Mafia y viví para contarlo.

Lo más probable es que durante tu vida tengas al menos un roce con la Mafia o algún que otro wiseguy. Tal vez vas a comer, sin saberlo, en un restaurante conectado a la Mafia. Tal vez los precios en tu tienda local van a subir debido a la mercancía que roba la Mafia. Tal vez usted va a hacer una apuesta con un tipo llamado Knuckles. A menos que pases toda tu vida encerrado en algún lugar en Iowa, lo más probable es que al menos te cruces con uno de los muchos tentáculos expansivos de la Mafia. Los wiseguys están en todas partes, caminando entre nosotros; un poco más inclinados a aparcar descaradamente en doble fila, tal vez, pero forman parte de la estructura de la sociedad.

Puedes mirar a otro lado y creer que no existen, o puedes tomar un buen aspecto duro, y entender lo que es eso. Yo no tuve más remedio que meterme de lleno en la cultura del wiseguy. Y, de todos modos, no soy el tipo que entierra la cabeza en la arena sobre nada. ¿Quieres saber sobre mafiosos -sobre mafiosos reales y no los mafiosos de peluche que se ven en la televisión y en las películas? Bien. Te puedo decir una cosa o dos acerca de ellos. Has venido al lugar indicado, amigo mío.

He estado alrededor de wiseguys toda mi vida. Crecí alrededor de ellos en las calles de Sandy Hill de la sección Paterson, New Jersey. A medida que fui creciendo, he tenido todo tipo de trabajos manuales: en la construcción, en los bares, conduciendo camiones con remolque. Por alguna razón, sin embargo, tuve la idea de que podía ser un agente del FBI. No hubo policías o federales en mi familia, ningún modelo a seguir que me impulsara a las fuerzas de la ley. Era solo esa cosa que tuve. Mi primer trabajo en el gobierno fue con la Oficina de Inteligencia Naval, investigando casos de drogas, robo y espionaje. Pero después de eso, pasé el examen de ingreso del FBI y me convertí en un Agente Especial en 1969. Muy rápidamente, mi especialidad quedó clara: era muy competente en el trabajo de calle.

Quizás fue mi apariencia, quizás mi acento, quizás fue la forma en la que me manejaba. Lo que sea que fuera, yo simplemente tenía un don para hacer contactos en las calles. Ciertamente respetaba a los tipos de la calle, porque yo era uno. En mis primeros años en la Oficina, trabajando en Jacksonville, Florida, corrí operaciones contra cocineros bonitos, prostitutas, proxenetas, drogadictos y asesinos. Mis relaciones con estos habitantes de un submundo oscuro y sucio me prepararon bien para lo que esperaban de mi, cuando me convertí en Donnie Brasco y me apunté con la mafia.

De hecho, yo primero asumí la identidad de Donald Brasco, un nombre que recordaba de un viejo libro o una película para trabajar con the Truck y Hijack Squad. Mi éxito al infiltrarme y tumbar el anillo atrapó la mirada de la Oficina, quienes me llamaron para sumergirme de incógnito por los bienes robados por mafiosos. Yo no sabía que cuando aceptara esa asignación mi vida cambiaría por siempre.

Y así borré mi verdadera identidad, como Joseph Pistone, el agente especial del FBI, y me convertí en Donnie Brasco, un ladrón de joyas de poca monta de la Costa Oeste. Cuando digo que borré mi identidad, me refiero a que se borró. Me sumergí tan profundamente como encubierto que no puse un pie en una oficina del FBI durante los seis años de la operación. Las personas con las que trabajé, los amigos que había hecho en los últimos años, no tenían ni idea de lo que me había pasado. Ni siquiera mi esposa conocía la historia completa de lo que estaba haciendo. Esencialmente, era parte de un ejército mafioso temido, sin mucho más que un tipo de respaldo en la calle si las cosas salían mal. Si me hubieran arrestado, el FBI habría negado cualquier conocimiento de mí o de la operación. Yo era, para todos los efectos prácticos, un sabelotodo.

Afortunadamente, yo era bueno en eso. Empecé por pasar un rato en Carmello's, un lugar de reunión para los wiseguys en la sección de Yorkville de Manhattan. Sin hacer nada, simplemente pasar el tiempo, convirtiéndome en un rostro familiar. Jugué backgammon con unos clientes habituales, quienes me introdujeron a los demás como "Don", finalmente se decidió tratar de vender algunos anillos "calientes" y relojes de pulsera con el camarero. Con el tiempo conocí a algunos chicos conectados, algunos mafiosos lameculos, y luego algunos mafiosos reales. Creé una buena relación con algunos mafiosos de la familia criminal Colombo, y trabajé descargando mercancía robada, pero nunca salí a moverme por mi mismo. Me convertí en un tipo tranquilo, útil para tener alrededor. A través de mis socios de Colombo conocí a Tony Mirra, un miembro de la familia Bonanno. Y a través de Mirra conocí a Benjamin "Lefty Guns" Ruggiero, otro soldado de Bonanno. Lefty sería el wiseguy que respondiera por mi y me introdujera por completo en la familia Bonanno. Y a través de Mirra conocí a Benjamin "Lefty Guns" Ruggiero, otro soldado de Bonanno. Lefty sería el wiseguy que respondiera por mi y me introdujera por completo en la familia Bonanno. También fue mi profesor en la universidad de wiseguys: de él, aprendí los entresijos de ser un verdadero miembro de la Mafia.

Para los próximos años, yo no existía, excepto como un estrecho colaborador de varios miembros de la familia mafiosa Bonanno. No había ninguna faceta de la vida del wiseguy que a la que no estuviera expuesto. Me convertí en un amigo de confianza del capo Dominick "Sonny Black" Napolitano y llegué a conocer al jefe mafioso de Florida, Santo Trafficante. No voy a negar que me volví muy cercano para muchos de estos mafiosos, y que sentí una punzada de remordimiento por hacer las cosas que yo sabía que haría que los mataran. Pero fue sólo una punzada. La verdad es que lo que siento por los mafiosos me ayudó a poner distancia. Si hubieran descubierto que yo era un agente encubierto del FBI, habrían puesto dos balas en mi cabeza y me hubieran cortado en pedazos. En su lugar, lo hice pasando desapercibido cumpliendo lo que tenía que hacer como un oficial de la ley. Al final, algunos mafiosos fueron tan lejos como para decir que había sidoun stand-up guy, pues no sabían lo que había hecho en su contra. Por supuesto, al mismo tiempo, la Comisión mafiosa puso un contrato de $ 500,000 en mi cabeza. Al igual que Michael Corleone dijo: "No es personal, son solo negocios."

Mucho más tarde, después de romper mi cubierta como Donnie Brasco, tuve que dar testimonio ante un subcomité del Senado como un experto en la Mafia. Ciertamente, he aprendido todo lo que necesitaba para hacer un wiseguy convincente, y la información sobre la subcultura de los mafiosos ha ayudado al FBI en su continuación de la guerra contra la Mafia. Mi libro, Donnie Brasco, todavía es utilizado por el FBI como una especie de manual sobre las operaciones encubiertas y la Mafia.

¿Cuál es, entonces, el riesgo para mi seguridad y la de mi familia que yo corrí en varias ocasiones en lo que fue una infiltración sin precedentes? ¿Realmente cambié algo siendo un wiseguy por seis años? Hey, vamos a dejar a los historiadores darse cuenta de eso. Tengo algunos wiseguys de la calle, construí la tienda de información sobre la cultura mafiosa del FBI, senté las bases para futuras operaciones encubiertas y convencí al gobierno de que la guerra contra la Mafia es, de hecho, ganable. Dura, resistente e indestructible como la Mafia puede parecer, puede ser reducida. Se necesita tiempo, agallas, y tipos que conozcan la calle, pero se puede hacer.

No es que espero que suceda en nuestra vida. Como ya he dicho, los mafiosos tienen instintos increíbles para la supervivencia, y su modo de vida se perpetúa con cada trato torcido. Este libro, al final, es una mirada al interior de esta subcultura única; historias de cómo mafiosos viven y trabajan, pierden el tiempo, buscan el poder y se matan entre sí como si estuvieran rascándose una picazón. Es un descenso a un mundo extraño y peligroso, mejor observado desde una distancia segura. Las cosas que vi eran inquietantes, divertidas, esclarecedoras, tristes, un poco de todo. En otras palabras, la vida, al estilo del wiseguy.

Así que tome de aquí lo que quiera. Es lo que es. Yo, yo no hago afirmaciones. Todo lo que puedo decir es que yo una vez fui un wiseguy. Y eso era un infierno de tiempo completo.


Última edición por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:56 pm, editado 2 veces
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:50 pm

Capítulo 1: "Wiseguys are not nice guys"

Una vez, un pequeño bastardo, hizo algo para que los wiseguys creyeran que era una rata. Entonces le metieron un gancho carnicero por el culo y lo colgaron de la pared de un almacén. Mientras estaba vivo.

Les digo esto para llevar a casa la observación más importante que hice mientras estaba encubierto: los hombres hechos no son hombres buenos. Ni siquiera se acercan a ser un hombre bueno. De hecho, los wiseguys son los tipos más malvados y más crueles que jamás conocerás. Les importa un bledo los sentimientos de otras personas, sus derechos o seguridad. Ellos acabarán con tu vida como si de prender o apagar una luz se tratase.

Los hombres hechos son extremadamente brutales. Pueden parecer graciosos, entrañables e incluso admirables en la TV, pero eso no es nada más que ficción. En la vida real, los hombres hechos son capaces de atrocidades increíbles. Este otro tipo, un asociado, cometió el error de hablar sin pensar y faltarle el respeto a ciertos wiseguys. Le cortaron el pene y se lo metieron en la boca, dejando que se muera en la calle.

La historia de la Mafia es una historia repleta de sangre y asesinatos. Consideren a un pobre infeliz que entró en conflicto con algunos miembros de la "Gambino Crime Family". Le hicieron algunos agujeros en su cuerpo, lo colgaron sobre una bañera y drenaron toda su sangre. Estas no son ocurrencias raras o crímenes inusuales. Los hombres hechos cometen este tipo de actos casi que en una base regular. Olvídense de cómo mutilan a un muerto con sierras eléctricas y cuchillos de carniceros como si estuviesen cortando un trozo de carne. Estamos hablando de lo que le hacen a personas que todavía siguen vivas. Todo tipo de partes del cuerpo son cortadas —orejas, lenguas, manos, pies, y, obviamente, penes. Ojos han sido arrancados, cabezas abolladas, huesos rotos con mazas y cuerpos aplastados. Las armas varían desde palos de golf, barras de acero, manoplas y bates de béisbol. La sangre literalmente corre por pequeños ríos cuando los hombres hechos deciden acudir a cuchillos o incluso espadas. Armas de fuego, obviamente, son las más comunes y humanas. Un par de tiros en la cabeza te convierte en uno de los afortunados. Significa que no has vivido lo suficiente como para probar tus propios genitales como almuerzo.

Los hombres hechos tienen estómagos de hierro cuando se trata de horripilantes asesinatos. Recuerdo cuando le extendieron un contrato a Caesar Bonventre. Fue uno de los tipos que engañó a Carmine Galante, uno de los asesinatos más reconocidos en el mundo del hampa. Pero Bonventre provenía de Sicilia, era un "zip", y como tal, no era respetado como un mafioso local. Después de Galante, Bonventre se puso un poco arrogante, trató de ejercer su autoridad un poco más allá de los límites, se pasó de la raya podríamos decir. La orden no tardó en llegar y lo mataron. Luego, unos "wiseguys" intentaron deshacerse del cuerpo en una máquina de picar carne. Colocaron el cuerpo en la máquina y sintieron a las sierras atravesar la carne y los huesos. Sangre y trozos de cerebro volaban por todo el lugar. Pero en un momento, el cuerpo se atascó. Era simplemente muy grande para pasar por toda la máquina. Los wiseguys empujaron y empujaron, pero las sierras se trancaron y el cuerpo de Bonventre sobresalía de la máquina, las piernas colgaban en el aire. Tuvieron que sacar su cuerpo triturado, que ahora estaba en pequeños trozos sangrientos. Terminaron pegando el cuerpo en tres distintos bidones de aceite llenos de pegamento. Son tipos de cosas que aparecen en las pesadillas de alguien normal, pero los wiseguys lo hacen a diario. Los wiseguys no vomitan, ni siquiera hacen una mueca cuando asesinan a las personas. Han tenido la decencia y el sentido de repulsión directamente arrancados de raíz.

Los wiseguys no son solamente malvados y violentos solamente durante horas de trabajo. Son unos matones las veinticuatro horas del día. En cualquier lugar, en cualquier momento de cualquier día, pueden pasar de ser agradables a ser unos hijos de puta en un abrir y cerrar de ojos. Tengo el recuerdo de una vez estar en un auto con un montón de wiseguys cuando un desgraciado sin suerte se colocó detrás nuestro y sin darse cuenta chocó nuestro auto. Quiero decir, este hombre nos dio un golpecito con el parachoques, nada más. Una persona cualquiera se traga el rencor y sigue de largo. Como mucho te das vuelta y miras al tipo con mala cara. Pero no los wiseguys. Segundos después del "choque" todos salimos del coche como si hubiera golpeado a nuestras madres. Me quedé mirando como los wiseguys casi que arrancaban la puerta del coche de este muchacho, lo sacaban del auto y le daban una golpiza dejándolo medio muerto. Le golpearon el rostro una y otra vez, rompiéndole la nariz y cortándole el labio a la mitad. Le daban patadas en el estómago y en la cabeza cuando cayó al suelo. Yo, no podía simplemente quedarme parado y dejar que maten a este chico por tocarnos con su parachoque, entonces me metí e intenté parar la locura. Ahí fue cuando uno de los wiseguys empezó a golpearme en el rostro por ponerme en contra de otros mobsters. No podía ni colocar un dedo en el pecho del tipo, yo sabía que era un "mademan". Entonces recibí la paliza junto al tipo en el suelo.

Los wiseguys, como pueden ver, no son gente buena.

Este tipo de cosas sucedían todo el tiempo. Esta otra vez, Lefty y yo veníamos manejando por la "Third Avenue" cuando un taxi hizo que nos corriéramos, no una vez, sino que dos. Luego de la segunda vez, cuando frenamos en un semáforo, Lfety se bajó, abrió el maletero, sacó una barra de hierro y destrozó el parabrisas del taxista. Volvió al auto y seguimos de largo. El taxista nos corrió y Lefty le partió el parabrisas. Tiene sentido en el mundo de los wiseguys.

Más allá de esta propensión a la violencia y el caos, recolecté un montón de evidencia para concluir que los mafiosos carecen gravemente de humanidad. Estaba este hombre negro que corría números por nosotros allá por Harlem, y solía venir a Little Italy una vez a la semana para saldar cuentas. Pero los wiseguys tenían esta regla de que no podían dejar pasar a hombres de color al social club. Entonces lo hacían pararse afuera hasta que ellos estuvieran listos para hablar de negocios con él y recolectar el dinero. Eso de por sí era malo, pero empeoró. Sin importar el tiempo -llueva o truene-, lo hacían esperar afuera. Algunos días caían pingüinos de punta del frío; otros días llovía; otros nevaba; pero igual, lo hacían esperar afuera. Cuando el tiempo estaba realmente mal, lo hacían esperar incluso más rato -una hora o más-. Y echaban una buena risotada al hacer esperar al negro en la puerta.

Podría continuar por horas hablando de que los wiseguys no son tipos buenos, pero creo que he hecho mi punto. No quiero que saquen una mala imagen. Estuve años y años junto a wiseguys y puedo decir que los conozco demasiado bien.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:51 pm

Capítulo 2: "Wiseguys mean business"

Sepan una cosa sobre los wiseguys: ellos juegan para subsistir. No existen las segundas oportunidades, no hay indulto, no existen los juicios. Si la cagas, pagas el precio, y el precio es muy caro. Los wiseguys llevan una vida que se asemeja a la tuya o a la mía de muchas formas, excepto por esto: ellos viven con la amenaza constante de ser asesinados. Sus decisiones, preocupaciones, acciones son todas multiplicadas cien veces más que a las posibilidades de que pequeños errores te lleven a la muerte. La Mafia no podría existir sin sus reglas y códigos de conducta, las cuales son rígidamente reforzadas y nunca cuestionadas. En la vida rompes contratos sociales - como acelerar tu coche - y recibes tu debida multa. En el trabajo cometes un error y tal vez te degradan o te despiden. Pero cuando eres un wiseguy enfrentando la justicia de un wiseguy, no hay abogado que te defienda, no hay proceso que proteja tus derechos. Tu vida pasa a estar en las manos de otra persona, y tú lo sabes bien. Los wiseguys se despiertan todos los días, sabiendo que ese día pueden ser asesiandos, en cualquier momento, por muchas razones distintas. Es un simple hecho de la vida en el mundo del wiseguy. Está escrito en la letra pequeña.

Tomen el caso de los wiseguys para los que trabajé en mis tiempos encubierto bajo el seduónimo de Donnie Brasco. Eran culpables de una de las peores transgresiones imaginables en la Mafia: permitieron que un agente encubierto ingrese a la familia. Sonny Black me llevó con otros jefes, introduciéndome como "un amigo nuestro". Me llevó con nada más ni nada menos que Santo Trafficante allá por Tampa y respondió completamente por mí. Tony Mirra hizo exactamente lo mismo, me presentó a Junior Persico. Lefty Ruggiero me llevó a conocer al jefe de Milwaukee, Frank Balistrieri. Estos eran jefes de otras familias que no tenían manera de saber si yo era un hombre hecho; dependían completamente en la palabra y el juicio the aquellos wiseguys que respondían por mí.

Luego, se dio a conocer que era un agente encubierto, y, como a los wiseguys les gusta decir, "el ventilador golpeó la mierda" ("the fan hit the shit"). Diecisiete días después de que Donnie Brasco fue expuesto como un agente encubierto, Sonny Black fue llamado para un sit-down (este término se refiere a una reunión en la que se trata el problema, la etapa previa al asesinato para intentar prevenir el mismo). Ingresó al "Motion Lounge" en Brooklyn y tomó un trago con el bartender, Charlie. Luego, con calma, se quitó los anillos, su reloj, su crucifijo, y se lo pasó a Charlie, junto a la llave de su apartamento. Se levantó para retirarse con apenas dinero en su bolsillo y las llaves de su auto. "Me tengo que ir," le dijo a Charlie, "y probablemente no vuelva."

Sonny desapareció luego de eso. Meses después, encontraron su cuerpo dentro de una bolsa para cadáveres debajo del Verrazano Bridge, en el lado de la Staten Island. Sus dos manos habían sido cortadas. El mensaje era claro. Sonny me presentó a sus jefes, hizo que estrechara manos con ellos. Entonces perdió las suyas, simple y plano.

Meses después de eso, era el turno de Tony Mirra. Mirra estaba en su carro en el garaje de un apartamento de gran altura al lado del río en Manhattan cuando fue disparado. Lo dejaron en su coche, desplomado y cubierto en sangre. Tenía todavía miles de dólares consigo, así que la policía supo que no había sido un robo. Haber dejado su cuerpo para que lo descubrieran era un mensaje al resto de los wiseguys para que tuvieran más cuidado.

Lefty Ruggiero, el wiseguy con el que fui más cercano, fue citado también. Pero logramos anticipar el asesinato por unas escuchas telefónicas, y logramos arrestar a Lefty mientras estaba de camino a su asesinato. De otra manera, habría sido una limpieza perfecta, una matanza, todo causado por Donnie Brasco. Como lo era, fue la primer vez en que dos gangsters de renombre -Sonny era capitan y Mirra era un wiseguy sumamente respetado- fueron asesinados por culpa de un agente encubierto del FBI. Después de esto, la Mafia cambió su regla acerca de responder por nuevos miembros. Luego de Donnie Brasco, dos wiseguys tendrían que responder por un recién llegado, no sólo uno.

Yo, ya sabía que estos tipos se iban a matar cuando me fuera a salir. Como dije, tal vez sentí una punzada de arrepentimiento de que lo que había hecho, llevó a unas personas a perder su vida, pero fue simplemente una maldita y pequeña punzada. Estos tipos sabían a la perfección como ninguno de que lo sucedido los llevaría a la muerte. Tal vez les llevó un día o dos de amanecer con ello para darse cuenta que la habían cagado de la peor manera posible. Pero en el fondo sabían que haber dejado que me infiltrara a la familia era un pecado que se debía pagar con sus vidas. Era simplemente la realidad de la situación. Sabían esto, pero sin embargo no hicieron nada para prevenirlo. Podrían haber desaparecido, haberse mudado a Rusia o algo. Perfectamente podrían haberse volteado e ingresado a protección de testigos. Igual, se quedaron cerca, no trataron de esconderse. Esto, lo sabían, era la manera del wiseguy. No puedes cambiarlo, no puedes lucharlo. Simplemente lidias con ello. Cuando estás vivo, aceptas la muerte. Es simplemente la manera que es.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:52 pm

Capítulo 3: "Why wiseguys will kill you"

Este wiseguy que conozco, recibió un llamado de su capitán que le dio el contrato para matar a un hombre. El capitán explicó que el hombre había violado a la hija de otro hombre. Todos los wiseguys sabían que este hombre era chef en un restaurante. Así que el wiseguy entra en el lugar, pregunta dónde está el chef, se remonta a la cocina y en cuanto se acerca un chico en el sombrero de un gran chef, él pregunta "¿Está [Nombre Apellido]?". El chef dice: "Sí, soy yo". El wiseguy pone dos balas en su cabeza, justo en frente de todo el personal de la cocina. El chef muere; el wiseguy se va. Fin de la historia.

A los wiseguys no les gusta violación. Si violas a un pariente de un hombre hecho o alguien que tenga algunos vínculos con la mafia, estás en un gran problema, y no estoy hablando de la policía y los tribunales precisamente. Los wiseguys tienen un umbral muy bajo para lo que es y no es decente, pero el delito de violación es una de las pocas transgresiones que no cumple con ese umbral. Este chef, violó a alguien que conocía a alguien en las filas de la Mafia, entonces le mataron.

La cosa es que los mafiosos no van por ahí matando gente porque sí. Como he dicho, si lees en el periódico sobre un tipo asesinado, es una buena apuesta decir que era un hombre hecho, o un pobre tipo que tuvo problemas con mafiosos y pagó el precio más alto, o, en el caso del chef, un tipo que hizo algo que no se tolera en la órbita de los mafiosos. Es muy raro que una persona sin ningún vínculo con la mafia, directo o indirecto, termine asesinada.

Sin embargo, si eres un wiseguy o tienes alguna asociación con la mafia, y haces algunas cosas, puedes ser asesinado. Hay ciertas reglas de la Mafia que nunca deben romperse. No son difíciles de entender, y no hay ningún misterio en ellas en lo absoluto, lo cual significa que no las romperás por accidente. Estas son las cosas que conseguirán que seas asesinado por un wiseguy:

No compartir dinero de actividades ilegales. Si eres un tipo cuyos negocios están protegidos por la Mafia, pasar de ellos o tratar de esconder ganancias es un pecado capital. Si eres un wiseguy, todo lo que obtengas de actividades ilegales, todo tu dinero de extorsiones, debe ser compartido con tu capitán y otros tipos de tu crew. Embolsar dinero por detrás o no declarar todo lo que haces es coquetear con la muerte más horrible que puedas imaginar.

Testificar ante un gran jurado. Si tienes que ir, hazlo, pero una vez que estás allí no dices nada. Lo último que quieres hacer en tu vida es testificar contra mafiosos, a menos que estés preparado para entrar al programa de protección de testigos y nunca más hablar con tus seres queridos.

Hablar con policías. Tan solo un "Buen día, oficial" ya es motivo de ejecución.

Tocar a otro wiseguy. Es una regla muy simple; tú nunca vas contra otro wiseguy sin la orden total y clara de los jefes. Mantente lejos de cualquier confrontación física con otros wiseguys, y siempre da la cara por un wiseguy en un problema con un civil. Golpear a un wiseguy porque te ha cabreado o te ha dicho algo sobre tu novia es suficiente razón para que seas asesinado.

Hablando de novias, la forma más sencilla de ser asesinado es acostarte con la novia, esposa o hija de otro wiseguy. Esto es, probablemente, la cosa más estúpida que puedas hacer. Follar con la mujer de otro wiseguy es una enorme transgresión de la cual es imposible volver atrás. Aunque un wiseguy haya roto con ella y no la vea hace meses, no te la folles. Corre de ella como si tuviera una plaga. Búscate otra vagina porque esa te llevará a la muerte.

Aparentemente, ser homosexual es otra razón de asesinato. Johnny Boy D'Amato, acting consigliere de la familia mafiosa DeCalvacante de Nueva Jersey, fue asesinado porque su esposa corrió la voz de que él era gay. La familia, sintiendo que sería un hazmerreír si los otros mafiosos se enteraran que su consigliere era homosexual, le dio un contrato al soldado Anthony Capo, que obedientemente asesinó de un disparo a Johnny Boy. Entonces, ser gay no es bueno para su conservación en la Mafia.

Romper una de estas reglas no significa, estrictamente, que vayas a ser asesinado. Se trata simplemente de que existe una gran posibilidad de que eso suceda. Y si se enteraran, el jurado que considerará tu caso será un manojo de wiseguys sentados alrededor de una mesa, a los que les importa más el dinero que lo que decidirán esa noche con respecto a tu vida. Así que se un wiseguy inteligente y nunca rompas una de estas reglas de oro.

Por otra parte, podrías terminar rompiendo una regla sin saber que lo estás haciendo.Parece que un hombre estaba en un juego de póquer y perdió todo su dinero, pero, al ser el jugador pésimo y degenerado que era, no podía irse de la mesa. En su lugar, decidió apostar su esposa. Dijo frente a los muchachos "si pierdo, te puedes coger a mi esposa". Efectivamente, el hombre perdió y luego se presentó en su casa con el ganador a su lado. Le dice a su mujer: "Cariño, he perdido en un juego de cartas, por lo que ahora debes follarte a este chico". Su esposa obediente hizo lo que le pidió, u ordenó. Pero al día siguiente, ella le dijo a su hermano, que era amigo de un wiseguy. El wiseguy le dijo a su capitán, y el golpe fue ordenado. El jugador degenerado abrió la puerta y le colocaron dos balas en la cabeza.

No hay una regla específica de los wiseguys con respecto a apostar a tu esposa. Pero deberías saber que ordenarle a tu esposa follar con un tipo porque eres un cretino que perdió todo su dinero es la clase de cosa que no está bien vista por los wiseguys. Aunque seas absolutamente positivo y creas que tu esposa no tiene ninguna conexión con la Mafia, hazte un favor a ti mismo y no la apuestes en un juego de cartas. Las apuestas, mi amigo, son más altas de lo que puedas imaginar.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:52 pm

Capítulo 4: "Wiseguys and money"

Un día, tenía que recolectar la deuda de un wiseguy que no había pagado el lavado de su coche. Voy hasta su hogar y me dirige a un cuarto en el fondo del apartamento, donde hay una fila de casilleros, tal vez seis pies de alto por seis pies de ancho. El tipo va hacia uno de los casilleros y lo abre. La maldita cosa estaba llena de dinero. Me refiero a que habían montones de billetes de diez, de veinte y de cien. Resulta que todos esos casilleros estaban repletos de dinero, todos y cada uno de ellos. El tipo mete la mano, saca un fajo, cuenta diez mil dólares y me los pasa.

Acaba de hacer una retirada del banco de un wiseguy.

El dinero lo es completamente todo para un wiseguy, es la total razón para su existencia. Y no es sorprendente que la manera en la que piensan del dinero y tratan con él no es a lo que la mayoría de la gente está acostumbrada. Cuando eres un criminal y estás metido en organizaciones criminales todos los días de tu vida, tienes que ser muy inteligente y astuto cuando se trata de mantener, contabilizar, invertir y gastar tu dinero. La alternativa al manejo astuto de tus propias financias es la prisión o la misma muerte.

La regla dorada de todo wiseguy es esto -es todo dinero. Los wiseguys no tienen cuentas de banco o chequeras, ni siquiera tarjetas de ATM. Tienen montones y montones de dinero contante y sonante. Guardan su dinero en todo tipo de lugares -en una caja fuerte en su oficina, en una caja de zapatos escondida en el techo, bien en el fondo de un cajón de ropa interior. El único lugar en el que no guardan su dinero, es en el banco. ¿Por qué mierda querrá un wiseguy tener miles y miles de dólares en un puto banco? ¿Para que los federales se lo puedan llevar cuando te acusan de extorsión? Lo más importante que debe hacer un wiseguy con el dinero es esconderlo.

Obviamente, algunos wiseguys deben tener cuentas bancarias. Tal vez tienen algún negocio legitimo que requiere de una cuenta bancaria y cheques; tal vez llevan un negocio que es una farsa que requiere acceso al banco. Si un wiseguy necesita absolutamente una cuenta bancaria, puedes estar completamente seguro de que esa cuenta no estará bajo el nombre del wiseguy. Estará en el nombre de su madre o de su padre, tal vez su hermano o incluso algún primo. Tal vez la mujer sea la portadora oficial de fondos. Cualquier persona está bien, con tal que no sea al nombre del wiseguy. Los wiseguys no pueden -bajo ninguna circunstancia- estar conectados de alguna manera entre su dinero y ellos mismos. Si se hace público y los federales entran en acción, lo primero que te quitarán es el dinero -si pueden dar con él. Cuando más necesitan dinero los wiseguys es en el momento que son llevados a prisión, para pagar a sus abogados y mandarle a sus mujeres dinero y todo eso. Entonces es vital que el dinero sea intocable -y en el nombre de otra persona.

Dinero en efectivo no es lo único que los mafiosos se ocupan de ocultar cuidadosamente. Un wiseguy inteligente puede ser muy rico y poseer nada. Un auto? Los wiseguys se asegurarán de que los compre otra persona y que estén a nombre de otra persona también. De nuevo, tu madre, tu esposa o tu primo es lo ideal. Una casa? Los wiseguys nunca compran las casas directamente. La hipoteca la toma un pariente, para que la verdadera propiedad no sea asunto del interés público. La mayoría de las personas pasan su vida acumulando bienes y teniendo sus nombres listados en más y más documentos públicos -hipotecas, títulos de automóviles, CD's a largo plazo, y más y más. Los wiseguys pasan su vida desprendiéndose de tantos bienes como puedan. Cuanto más viejo es el wiseguy, menos bienes suelen tener a su nombre. Algunos wiseguys son tan cuidadosos cuando se trata de esconder bienes que estarías en apuros al intentar encontrar un simple documento público en el cual se le mencione. Son unos fantasmas absolutos. El wiseguy más rico de todo el puto mundo puede no haber puesto su nombre en un cheque en décadas.

Hay muchas ventajas en llevar negocios así. Por ejemplo, poseer una empresa que se maneja única y completamente con dinero significa que no tienes que pagar impuestos, ni siquiera un puto centavo. Después de todo debes rendirle a tu jefe como el ochenta por ciento de lo que ganas, lo que significa que es muy poco el sobrante para el Tío Sam. Igualmente, los wiseguys no se preocupan mucho por la IRS (Internal Revenue Service).Otra vez, la gente normal vive aterrorada de la IRS, literalmente tiemblan con sólo pensar en una intervención de cuentas. A los wiseguys no les podría importar menos que la IRS esté detrás suyo. He visto a wiseguys tener avisos de la IRS en su correo y simplemente lo arrugan y lo tiran a la basura. ¿Qué les importa si les intervienen las cuentas? Los wiseguys viven con la chance de poder ser gatillados cada maldito minuto de su puta vida -¿piensas que se van a intimidar cuando un agente de la IRS aparezca en su puerta? El tipo puede ser el mejor agente de toda la puta historia de la IRS, y todavía no podría entender las finanzas de un wiseguy. Su puta cabeza explotará si intenta encontrar los rastros de su dinero. Sí, es cierto que Al Capone fue finalmente atrapado por un agente de la IRS. Pero créanme, los wiseguys tomarán sus posibilidades frente a la IRS en cualquier día de la semana. Estarán -probablemente- muertos o en prisión una vez que la IRS sepa bajo qué cargos pueden mandarlo preso.

La verdad es que la IRS no le ganará a un wiseguy, porque es prácticamente imposible encontrar los rastros del dinero que mantiene viva a la Mafia. El dinero va, el dinero viene y nadie se queda con ingresos. Algunos wiseguys -en raras ocasiones- pagarán con tarjeta de crédito. Tal ves paguen esto y aquello con la tarjeta de crédito registrada a su "negocio". También, algunos wiseguys usan tarjetas de crédito manufacturadas fraudulentamente o simplemente robadas. Pero, la mayoría de las veces, todas sus cuentas serán saldadas con billetes. Vas a un restaurant con ocho o diez wiseguys, consumen enormidades, piden la cuenta, y sacas un rollo de tres centímetros de grosor de Lincolns y Hamiltons. Sin despeinarse, sin problemas. Nada es más limpio de usar que dinero sucio.

El casi que exclusivo uso de dinero físico por parte de los wiseguys los pone en desacuerdo con el ciudadano normal, quien en cualquier día puede incluso no llegar a tocar un dólar, respaldándose en los ATM y tarjetas de crédito para todas las compras. Pero esta es sólo una manera en las que la economía de la Mafia difiere con la del público en general. En la mayoría de los negocios, los ingresos se recogen por el dinero a pagar corporativo, quienes luego lo distribuyen para las nóminas de sueldos, quienes luego lo pasan a los trabajadores. El dinero fluye hacia abajo. Pero en la Mafia, la verdad es exactamente opuesta.

En el mundo del wiseguy, el dinero fluye hacia arriba. Los ingresos vienen del escalafón más bajo. Una variedad de estafas son realizadas por asociados y soldados, produciendo una constante corriente de ingresos. Esos ingresos son canalizados hacia los de arriba. Específicamente un asociado debe rendir una generosa parte de su botín a su soldado y luego el soldado debe rendirle parte de lo suyo a su capitán. A su vez, el capitán debe darle una cuota mensual al "gatito del jefe". El flujo de dinero raramente se desvía de arriba para abajo. Lo que sí varía es el porcentaje que te quedas de tu botín. Eso depende de que tan codicioso sea el tipo que tienes arriba.

Digamos que un asociado mete sus manos en una mercancía caliente y logra venderlo por unos cuantos miles de dólares. Le pateará una gran parte de esas ganancias a su soldado. Un asociado puede demostrar iniciativa y aparecer con sus propias estafas o dinero. Pero bajo ninguna circunstancia puede quedarse todo el dinero para sí mismo. Quedarte con el dinero de cualquier trabajo es una ofensa que fácilmente puede llevarte a la muerte. Todo dinero que haga un wiseguys debe ser dividido entre wiseguys por encima tuyo.

Entonces el asociado entrega, cincuenta por ciento de sus ganancias digamos. Algunos soldados pedirán menos, otros más. Luego el soldado toma los pocos cientos que recibió de ese asociado, los suma a lo que ganó de los otros asociados y de sus propias estafas y entrega un porcentaje del total al capitán. De nuevo, algunos capitanes te pedirán el cincuenta por ciento, otros te dejarán quedarte con más dinero. Generalmente es en una base de puntos por puntos. Incluso si haces cien dólares en alguna estafa, vas a tu capitán y dejas que se lleve cuanto quiera. Si es un tipo decente, se llevará diez dólares y dejará que te quedes con el resto. Los bastardos codiciosos le sacarán el cincuenta por ciento a sea cual sea la mierda que tengan bajo sus narices. Pero, como un wiseguy, sabes que al entrar -el dinero siempre fluye hacia arriba.

Ahora el capitán ha tomado su parte de las ganancias de todos los soldados y asociados de su crew. De esa cantidad, debe rendir la cantidad requerida por su jefe semanalmente. Todos los capitanes de la familia deben hacer pagos semanales al jefe, y la cantidad será completamente al antojo y discreción de su jefe. Tal vez le dice a su capitán que quiere tener veinte mil dólares en un sobre todos los viernes. Tal vez luego sorprende a un capitán, aumentando esa cifra a veinticinco mil dólares sin aviso previo. El capitán debe producir ese sobre todas las semanas, sin falta. Cuando se queda corto, el capitán normalmente pierde la cabeza y aterroriza a sus soldados y les exige que aumenten sus pagas. Recuerdo a Sonny Black volverse loco en unas cuantas ocasiones, todo porque el jefe no paraba de ponerle presión sobre él para que el dinero siga llegando. Él, en cambio, solía prácticamente masticarse a sus hombres en traer más masa. No existe en el mundo de la Mafia tal cosa como la "economía lenta". Nunca escucharías a los mafiosos decir que tenían un mal trimestre. Esta serie de pagos que los mafiosos hacen a sus superiores es absolutamente implacable e independiente al estado de la economía lícita. Si eres un capitán, deberás encontrar una manera para realizar la paga semanal -si no lo haces, no serás capitán por mucho más tiempo.

Y así es -el dinero entra, el dinero va hacia arriba. No existe ningún jefe de la Mafia haya afuera ganando dinero y distribuyéndolo entre sus súbditos. Los de abajo son los que tienen que sudar la gota gorda y luego mandar el dinero para arriba. De nuevo, este método hace que los de arriba tengan las manos más limpias posible. No se cuestiona, no se desafía ni se proponen nuevos métodos. Solo hay una lealtad ciega y servil a la forma del wiseguy.

Entonces, ¿qué es lo que hacen los wiseguys con todo el dinero que logran quedarse? Depende del wiseguy. Algunos se convierten en apostadores degenerados y gastan hasta el último centavo en los caballos. Algunos son unos bastardos tacaños que se guardan todo lo que pueden. Algunos lo echan encima de sus mujeres. Algunos jóvenes wiseguys son drogadictos quienes gastan un fajo en drogarse. Algunos son hombres de familia que llevan a sus hijos a Disney World. Yo creo, que de esa forma, los wiseguys no son muy diferentes al resto. Esto es claro, si llamas a tirar billetes y billetes de una caja de zapatos normal.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:53 pm

Capítulo 5: "Gambling and Loansharking"

De toda la variedad de estafas y operaciones orquestadas por wiseguys, ninguna es tan rentable como el juego ilegal. Hay un par de razones para ésto. La primera y más importante es que el mundo está lleno de piojosos y degenerados apostadores. Está absolutamente plagado de chicos que apostarían el último juego de las prótesis dentales de la abuela en el resultado del juego del estado de Florida. Otra razón por la cual los juegos de azar son la empresa más exitosa para los wiseguys es que se trata de proposición de 365 días al año. De nuevo, esto se debe a que las personas que son adictas a los juegos de azar apuestan cada puto día que pueden. Esquemas de acciones, chop shops, sitios de construcción -- todos ellos son realizados eventualmente, por un día, una semana, un mes o lo que sea. Pero el juego nunca para. Siempre, y cuando digo siempre es siempre, hay algo por lo que estos degenerados quieran apostar. Incluso hasta en Navidad hay algún equipo de segunda jugando un partido en algún lugar. Y puedes estar seguro de que un triste saco están esquivando la cena navideña para revisar el marcador.

A este punto, debes estar preguntándote -- ¿qué hay de Las Vegas y Altantic City, entonces? ¿Cómo los establecimientos de juego legal no acabaron con las apuestas clandestinas de los wiseguys? La razón, una vez más, está relacionada con la naturaleza de los jugadores compulsivos. Seguramente, es divertido ir a Atlantic City, tener una buena cena-show y después jugar a la ruleta o, quizás, una partida de póquer. Y encima, es totalmente legal y hasta está alentado por políticos y turistas. Pero hay una trampa, una muy grande: debes pagar impuestos de lo que sea que ganes. Después de todo, cuando juegas en un casino de Atlantic City, está involucrado en un negocio ilegal cuyas transacciones están reguladas por la ley y de las cuales se cobran impuestos. Y el casino tendrá un registro de las fichas con las que entraste y las fichas con las que saliste. Una copia de ese registro será remitida al viejo Tío Sam.

Demasiado papeleo para complacer a medias al jugador degenerado. Ya ves, estos enfermos apostadores, en sus mentes torcidas y deformadas, siempre creen que la próxima mano que jueguen, el próximo juego al que apuesten, será el Big Score, y ninguno de ellos quiere pagar impuestos en el Big Score. Quiero decir, ellos están absolutamente convencidos de que la próxima apuesta dará sus frutos, incluso si llevan una racha de diez juegos perdidos—especialmente si llevan una racha de diez juegos perdidos. No importa cuáles sean las posibilidades, quién está jugando o qué factor afectas—se trata simplemente de la fundación del sistema de creencias de un jugador que el Big Score está siempre a una apuesta de distancia. Eso es lo que los mantiene, lo que les excita asímismos. Esta creencia tonta e ingenua es el mayor defecto de un apostador, y como resultado, lo que los wiseguys explotan más fácilmente. En un casino, todas las ganancias son reportadas al gobierno y así imponibles a un costo muy alto. Pero cuando apuestas con la Mafia, son solo tú y tu corredor—ningún registro, ningún ojo observando, nada. Y mantienes un 100% de tus ganancias.

Como resultado, el juego siempre será una empresa de mucho dinero para la Mafia. La verdadera belleza de los juegos de azar como operación, sin embargo, es que su castigo penal es extremadamente bajo. El tipo más bajo en el orden jerárquico se puede utilizar como corredor de apuestas. Puede ser un asociado o alguien con conexiones en la familia. La formación es mínima, y la operación se puede ejecutar fuera de la habitación de un sujeto. No tienes que cubrir tu cara con una máscara y poner el arma en la cabeza de alguien; solo te sientas y esperas que el dinero pase de la mano del apostador a la tuya. A los wiseguys les encanta hacer dinero de la manera que sea, pero sobre todo cuando se trata de no gastar mucha energía. Y los juegos de azar producen mucho dinero sin más que unas cuantas llamadas.

El corredor de apuestas debe establecerse en el barrio como el tipo al que recurres si quieres jugar. Ésto no es del todo difícil. La voz se corre y vas ganando reputación. Muchos corredores de apuestas están en la misma esquina todos los días, entonces los apostadores saben donde encontrarlos. Otras operaciones son corridas con tecnología baja: un tipo y un teléfono. Otras son más sofisticadas; se alquila una oficina repleta de teléfonos, corredores y un reloj. Lefty, mi mentor en la Mafia, era un corredor de apuestas. Él corría una operación para el underboss de la familia Bonanno, Nicky Marangello. Todo el asunto era controlado detrás del club social de Lefty en Little Italy con un teléfono.

Lefty era un tipo brillante, pero no necesitas tener mucho en la cabeza para ser un corredor. No puedes ser el tipo que siempre mete la pata, pero tampoco necesitas ser un científico en cohetes. Básicamente, lo único que debes hacer, es conocer las posibilidades de todos los juegos en los que te involucras y mantener los registros de quién apuesta cada cosa. Si el deporte que estás manejando es fútbol o básquetbol, puedes obtener las posibilidades directamente del New York Post. Si es béisbol o hockey, puedes obtenerlas de las apuestas deportivas de Las Vegas. Otra cosa que hay que hacer es averiguar cuánto aceptar de diferentes jugadores.

Los corredores de apuestas de la Mafia toman todo tipo de apuestas, de un solo dólar a un níquel (quinientos dólares), a una moneda de diez centavos (mil dólares), a diez o quince mil dólares y, en raras ocasiones, incluso más. Todo depende del jugador. Debes saber lo que razonablemente se puede esperar que pague si pierde, qué cantidad no le va a hacer quebrar y, por tanto, poner fin a su negocio contigo. En la mayoría de los casos, los corredores de apuestas toman apuestas de uno o dos grandes en un juego, y permiten a los jugadores de mayor peso apostar alrededor de diez mil dólares por semana. Nada de este dinero cambia de manos el día de la apuesta. Un corredor permite a sus clientes tener una ficha de pérdidas. Al final de la semana, el cliente tiene que resolver y pagar la diferencia entre lo que ganó y perdió. De vez en cuando, será el corredor de apuestas quien pague a un cliente inusualmente afortunado. Un corredor cobraa más veces de las que paga. Como en Las Vegas y Atlantic City, la casa siempre tiene las de ganar.

La mayor parte de la acción estará en juegos de la universidad y el fútbol americano profesional. Los jugadores realmente están bombeados por un buen partido de fútbol. Un montón de acción, también, en el básquetbol y los caballos. Pocas cosas en el deporte son tan emocionantes como el par de minutos que le toma a un caballo de carrera su camino a la victoria—especialmente si tienes algunos dólares en juego. Los corredores también toman números. En ese negocio la gente trata de acertar tres números y ganar algo así como seiscientos dólares por una apuesta de un dólar en caso de conseguirlo. The Italian Lottery, algunos la llaman así. Los números, por lo general, son los tres últimos dígitos de la toma diaria publicada desde una pista de carreras en particular. Acabas de abrir el Daily News, mirar el recorrido total de pista de ayer en Aqueduct o Meadowlands, y tomas las tres últimas cifras: son el "número" del día. Esos números son seleccionados porque se cree que no pueden ser arreglados. Algunos corredores de apuestas ponen subordinados o incluso niños pequeños para correr números para ellos, es decir, moverse por el vecindario recogiendo números de apuestas de diferentes personas.

Pero lo más importante que debe hacer un corredor es recolectar sus ganancias. Su habilidad más esencial es extraer dinero de apostadores que generalmente no tienen nada y no quieren repartir lo poco que todavía no han perdido. No hay mucho misterio sobre cómo se hace eso. Está todo basado en la simple premisa de que si no pagas a tu corredor, él te dará una paliza. Si pierdes un manojo de apuestas y olvidas unos cuantos pagos, okay, a lo mejor tu corredor te da una advertencia. Pero si te mantienes en caída profunda y profunda dentro del pozo, tienes una chance muy grande de que te quiebren una pierna o dos. Los apostadores saben bien en lo que se están metiendo y están dispuestos a tirar los dados, de cualquier manera. Eso de que prefieran daños corporales antes que repartir sus ganancias es otro ejemplo de la patología degenerada que tienen. Pero, hey, los wiseguys están aquí para explotar a estos débiles hasta que se acabe lo que queda de lo que alguna vez fueron seres humanos. De todas formas, los wiseguys realmente no quieren matar a la gallina de los huevos de oro. Ellos quieren mantener a sus apostadores saludables y felices, entonces permanecen apostando, perdiendo y pagando. Pero ellos deben darle una paliza al apostador si empieza a retrasarse demasiado con sus pagos porque de eso se trata todo. Y si empiezas a convertirte en una basura no cumplidora, ellos van a asesinarte. Los wiseguys quieren que sus apostadores sean degenerados, pero no demasiado. Una vez que te vuelves un dolor de cabeza gigante, es fácil para los wiseguys correrte del medio.

Los juegos de azar conducen a otro negocio de la Mafia directamente relacionado— la ancestral práctica de la usura. A menudo, los mafiosos son declarados culpables por cargos de juegos de azar y usura a la vez. Frankie D'Amato, un wiseguy de Nueva Jersey, recientemente obtuvo diez años por cargos de conspiración para la usura y el juego. En pocas palabras, la usura es la actividad de prestar dinero a cambio de exorbitantes tasas de interés. Este interés —llamado "vigorish" o "vig"— no es computarizado mensualmente, como en la mayoría de los préstamos. Sino que se compone cada semana. Muchos apostadores degenerados están atrapados en un callejón sin salida y piden a la Mafia un préstamo —conocido como shylock— para obtener el dinero que necesitan para pagar sus deudas de juego. El pensamiento, una vez más, es que la alta tasa de interés no es un problema, ya que podrán pagar todo cuando en el próximo juego den con el Big Score. Esto es lo que quiero decir cuando hablo de la la excavación de un agujero cada vez más profundo. Los apostadores terminan debiendo a su corredor y a su prestamista (shylock). Eventualmente, sus deudas de juego son tan grandes que no les permiten seguir apostando, entonces no tienen cómo pagar al prestamista. Ahora deben encontrar otro corredor en otro lugar de la ciudad. A lo mejor, también necesiten otro prestamista. Es así que tienen deudas por todas partes. Esta, mis amigos, es una forma extremadamente peligrosa de conducir negocios. Estás lidiando con un montón de hijos de puta si no puedes pagar tus deudas a tiempo. Por eso es normal que, de vez en cuando, uno de estos apostadores aparezca muerto en algún lugar.

Y, sin embargo, con los riesgos de tomar un préstamo de un shylock tan claros, la gente no parece detenerse. La cosa, por supuesto, es que no hay que llenar formularios, ni soportar verificaciones de crédito. Puedes ir a un usurero e irte caminando con el dinero que necesitas. Es más, hay una variedad de opciones cuando se trata de tomar un préstamo. Así es como trabajan.

Digamos que usted pide prestados diez mil dólares de un shylock. El shylock te dirá la tasa de interés a aplicar. Comúnmente, el interés en diez grandes será de entre tres y cinco puntos, y cada punto representa cien dólares. Recuerden, el interés es pagado cada semana, entonces cinco puntos representan quinientos dólares semanales en intereses. La primer semana pagas el interés a tu shylock para mantenerlo feliz. Ahora, tal vez tuviste una buena semana en la pista y tienes cinco grandes extras que quieres usar para pagar la parte principal de tu préstamo. Lo siento, pero no puedes. No estás autorizado para pagar el préstamo en incrementos. Si quieres darlo por terminado, debes pagar la cantidad total de una sola vez. Esto no es un banco y, después de todo, los shylocks no están interesados en los pagos parciales y toda esa basura. Te toca pagar diez grandes y el interés de las semanas que tardaste en hacerlo. Si no lo tienes, entonces solo pagas tu interés. Esas son tus opciones y, si no eres cuidadoso, terminarás pagando varias veces lo que pediste prestado. Pasa todo el tiempo. Y todos sabemos lo que sucede si olvidas pagar tus intereses durante unas cuantas semanas.

Por eso es que el término de los wiseguys para estos préstamos es "dinero sangriento". El dinero sangriento es cualquier préstamo que vaya a causar derramamiento de sangre por incumplir los plazos del pago. A veces, la sangre se extrae después de un solo pago. Alguien desesperado por dinero muchas veces puede meter sus manos en lo que es conocido como dinero rápido. El dinero rápido es un préstamo a corto plazo, pagado por completo después de un período determinado. A veces es llamado trato "cinco por nueve", que significa que un sujeto obtiene quinientos dólares el lunes y debe pagar novecientos el viernes.

También existe algo llamado "préstamo chino" o "chinese loan", que significa que tienes un período largo de tiempo para pagar un interes exorbitante. Quizás el shylock te da treinta días para pagar el interés, en oposición a los siete días estándar. El peor de todos es, sin duda, el temido "knockdown loan". Cuando eres lo suficientemente estúpido como para tomar uno de estos, eres avisado que no puedes olvidar ni un interés. Si te olvidas de uno, este interés es añadido al principal. Ahora debes el interés que olvidaste, y un monto de dinero mucho más grande del que pediste. Olvidas otro y es añadido también. Pero no te preocupes si no puedes pagar el primer interés. Siempre puedes obtener un "chinese loan" para pagar el preexistente "knockdown loan". Es decir, si puedes encontrar otro corredor que no sepa que eres un incumplidor.

Ahora bien, si tú piensas que los wiseguys saben demasiado como para perder el tiempo con la usura y las apuestas, estás equivocado. Muchos de ellos apuestan, y muchos otros piden préstamos. El juego, en particular, representa una parte importante de estilo de vida del wiseguy. Se ajusta a la perfección con su deseo de ganar tanto dinero humanamente posible con el menor esfuerzo. Los wiseguys tienen mucho tiempo para seguir eventos deportivos, ir a la pista y todo eso. Lefty, Sonny, todos esos tipos apostaban todo el tiempo. Lefty, en particular, era un apostador degenerado. Este tipo amaba apostar en los caballos, y era parte de su rutina perder muchos miles de dólares al día. Era capaz de apostar su último dólar en una carrera, a pesar de no saber mucho acerca de caballos. Lefty siempre estaba atrapado por enormes deudas de juego. Una vez me contó que le debía $160,000 a Nicky Marangello. Era tal la situación que no podía convertirse en un hombre hecho hasta pagar sus intereses. Finalmente, consiguió su posición en 1977. Sin embargo, nunca dejó de apostar. Todo el tiempo que estuve con él, apostaba sus ganancias de negocio en el hipódromo.

Generalmente, es bueno para los wiseguys apostar, siempre y cuando no se conviertan en degenerados totales. Si el hábito de apostador de un wiseguy empieza a descontrolarse, él será mandado a llamar por la familia para una reunión (sit down) en la que le dirán de limpiar su acto, o más. Si no toma esos avisos y continúa, podría ser asesinado. ¿Qué tan bueno es un wiseguy para su capitán si malgastará su dinero en las apuestas de forma descontrolada?

Aún así, los wiseguys apuestan en lo que sea— y hacen lo que sea para ganar. Le gustaba hacer pulseadas conmigo, pero yo siempre ganaba y con bastante facilidad. Este tipo no soportaba perder y perder. Finalmente, él me llamó y me dijo que hoy era el día en el que me ganaría en las pulseadas. Pusimos los codos sobre la mesa y Sonny dijo, "Vamos". Entonces escupió directo en mi cara. Yo estyo sobresaltado y Sonny tiene su mano sobre la mía, tocando la mesa. La victoria es suya por fin.

La moraleja de la histroia es: si vas a apostar con wiseguys, será mejor que conozcas las probabilidades en tu contra. Todo el maldito tiempo.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:54 pm

Capítulo 6: "Wiseguys and women"

Este tipo que conocía, llamémosle Patsy, gracioso como pocos y un gran cuentista. Medía algo así como 1.93m y pesaba unos 104kg. Le encantaba venir y contarnos de las tías a las que se follaba. Entonces nos cuenta de esta tía con la que estuvo una noche. Dice que la mujer le pregunta, "Hey, Patsy, ¿te gusta el sexo pervertido?" Patsy dice, sí, por qué no, aunque no le agrada nada pervertido. La mayoría de los mobsters son bastante convencionales cuando al sexo se refiere. Pero si la tipa te pregunta, tú dices, claro, sí, por qué no, ¿qué tienes en mente? La mujer dice, "Me gusta que me golpeen un poco. ¿Qué te parece golpearme?" Entonces Patsy le da una pequeña bofetada en los labios, nada mayor. La mujer dice, "Patsy, vamos, puedes pegar más duro que eso." Entonces Patsy la complace. "Me tiré hacia atrás y le di un golpe, la noquee," nos dijo. "Luego de un rato, la mujer vuelve y me dice, 'Hey, Patsy, ¿la próxima vez? Que no sea tan fuerte.'"

Pese a la actitud demasiado entusiasta de Patsy, los wiseguys suelen ser tipos muy respetuosos y caballerosos cuando se trata de mujeres. Pueden llegar a ser la mayor mierda del mundo cuando se trata de otros wiseguys u hombres común y corrientes, pero con las mujeres son tan cortés como el hombre promedio, incluso un poco más.

Empezando con la madre: los wiseguys aman a sus madres hasta la muerte. Burlarte de la madre de otro wiseguy es una ofensa que puede llevarte a la muerte. Incluso el wiseguy más temido del mundo se comportará como un osito de peluche al tener a su madre cerca. ¿Recuerdan la escena de Goodfellas donde, luego de matar a alguien, DeNiro y Pesci van a coger un cuchillo a la casa de la madre de Pesci y terminan cenando con ella? Estos dos despiadados asesinos son absolutamente unos gatitos estando cerca de esta pequeña y santa mujer. Pasa un tiempo con algunos wiseguys, y terminarás encontrando esa escena en la vida real. Junto al jefe de la Mafia, no hay otra persona a la que traten con tanto respeto como su dulce y tierna madre.

Luego está la esposa. Créanlo o no, los wiseguys también tratan a sus esposas con decencia y respeto. Eso puede parecer una declaración estúpida, considerando que nueve de diez wiseguys tienen una affair con otra chica. Pero juguetear con chicas viene con el estilo de vida — llegaremos a eso en un minuto. Sea lo que sea que hagan cuando están en un club o fuera de la ciudad, en sus casas, son maridos decentes.

Por ejemplo, los wiseguys raramente maldecirán en frente a sus mujeres. Es muy inusual escuchar a un wiseguy utilizar blasfemias en la presencia de cualquier mujer. Claro, verán mafiosos en series de TV insultar a sus esposas y así sucesivamente. Pero en todos mis años con la Mafia, no vi siquiera una sola vez a un mafioso ser boca sucia frente a una mujer. Putas, obviamente, no cuentan.

Los wiseguys también cuidan bien de sus esposas y familias. Son proveedores excelentes. Encontrarás muy pocos mafiosos que son padres y esposos incumplidores. Padre del año, no lo son, pero un wiseguy que deja que su familia pierda el control no será bien visto dentro de la Mafia y sus superiores. Tienes que mantener las cosas lo mejor posible cuando a la familia se refiere, y eso usualmente significa mantener a tu mujer lo más contenta posible. Para algunas esposas, eso significa simplemente tener a tu esposo en casa para la cena. Otras simplemente se contentan con fajos de dinero. Lo que haga falta, lo haces. Los wiseguys tienen un trabajo suficientemente ardúo y estresante como para tener que preocuparse por problemas en casa.

Con eso dicho, los wiseguys no son inmune a los problemas que enfrenta una relación común y corriente. Sin importar qué tan duro intentes mantener a todos en casa contentos, inevitablemente tendrás problemas que tendrás que enfrentar como el hombre de la casa. Los wiseguys tienen cuentas atrasadas para pagar, esposas que los regañan más que la misma mierda, niños que se meten en las drogas y reprueban en la escuela, suegras que son un gran dolor en el culo. Normalmente, la mujer se ocupa de cosas como ir a reuniones de padres-profesores y llevar a sus hijos al doctor. Pero las presiones están ahí para los wiseguys sin importar qué. Es bastante gracioso, que, estos tipos que se burlan de muchas de las convenciones de la sociedad y viven la mayor parte de sus vidas fuera de la ley y matan a otros hombres sin siquiera hacer una mueca son -cuando se trata de la familia y matrimonio- casi como tú y yo. Disputas sobre la cena, discusiones acerca de sus gastos, peleas con los chicos, sexo indiferente — en las pocas horas que un wiseguy pasa en su casa diariamente, su vida es bastante indistinguible de la miserable e infeliz vida que lleva la mierda casada que vive al lado.

Sin embargo, la mayoría de mafiosos que conocí, amaban genuinamente a sus esposas. Ciertamente Lefty lo hacía: siempre era tierno y dulce con ella cuando yo estaba cerca. Pasa un día con él, y siquiera pensarás que tiene algo tierno dentro de él, pero cerca de su esposa era, sin lugar a dudas, un caballero. Obviamente, amar a tu esposa no significa que no tengas una amante del otro lado, no al menos en el mundo del wiseguy.

Viéndolo objetivamente, la actividad extramatrimonial de un wiseguy difícilmente se aleja al hombre promedio; como mucho, lo hace parecer a un Juan promedio. Todo tipo de parejas casadas están por ahí teniendo affairs. Cómo es, ¿cinco de cada diez matrimonios terminan en un divorcio? Basados en esa estadística, no es una locura decir que cinco de cada diez tipos casados tienen una amante guardada en algún lado.

En cuanto a los wiseguys, ese número puede subir a ocho o nueve sobre diez. El típico mafioso tiene al menos una amante del otro lado. El hecho es que el estilo de vida del wiseguy se presta a ser infiel. Hay toneladas de mujeres solteras vagando por todos lados, mujeres atraídas por los wiseguys. Este tipo de mujeres tienden a ser agresivas y disponibles. Además, los wiseguys pasan más tiempo del común sociabilizando con otras personas. La persona promedio tiende a sembrar su semilla a los veinte o treinta años, se casan, y luego sientan más o menos cabeza. Obviamente, no están saliendo todas las noches en sus cuarenta o cincuenta. Pero los wiseguys salen casi que seis de las siete noches de la semana. Cenan con su familia, arropan a sus hijos, besan a sus esposas, y se van por "cuatro o cinco horas más." Van a clubes nocturnos, restaurantes de renombre, discotecas, bares, simplemente nómbralo. Piensa en la tentación que tendrías que enfrentar estando varias horas por la ciudad rodeado de mujeres bonitas casi que todas las putas noches. Es prácticamente un hecho del estilo de vida del wiseguy que sucumben a estas tentaciones y encontrarse una gumata así puedes ir a casa y mantener las cosas medianamente tranquilas y ordenadas con tu familia.

Algunos wiseguys le darían a sus amantes un apartamento y un sueldo, así tienen siempre un lugar donde encontrarse. Otros ni se preocuparían por la renta de sus gumatas. Depende de cuán tacaño seas. Algunos se conforman con una novia, otros querrán dos o incluso tres. Es una cuestión de elección. Algunos las sacarían de la ciudad y los presentarían a los chicos; otros no serán vistos con ellas en público. Lo que me sorprendió cuando pasaba rato con los wiseguys es cuánto preferían pasar la noche haciendo nada más que estupideces a pasarla con su amante. Algunas veces visitar a la amante pasaba a ser una obligación, tanto como llegar a tu casa con tu esposa. Los wiseguys se sienten en su zona de confort cuando están entre ellos, hablando de deportes, planeando golpes, hablando estupideces. Idealmente, la novia entra en la noche simplemente por una hora, o dos.

Casi todas -sino todas- las mujeres de los wiseguys saben perfectamente qué es lo que está sucediendo a sus espaldas. Mientras que sean discretos o hagan algo estúpido como follarse a la mejor amiga de sus esposas, luego puede pasar un par de horas con su gumata aquí y allá sin consecuencia alguna. La mujer de un wiseguy sabe que no debe preguntarle a su esposo acerca de sus negocios o qué hizo durante el día, y así no tienen manera de saber si mantienen una affair. Así como a la mujer de un wiseguy no le interesa a quién le haya extendido un contrato su esposo, no tiene sentido pasar tiempo averiguando con quién o con quién no se está follando su esposo. Es simplemente uno de los beneficios de ser un wiseguy, y las mujeres que se dejan arrastrar y se casan con wiseguys lo saben también. Mientras no seas descuidado y muestres respeto a tu mujer, todo correrá perfectamente bien.

Claro está que las amantes pueden ser una nueva fuente de estrés y presión para los wiseguys. No tienes una, sino que dos mujeres para romperte las pelotas ahora. En vez de tener que escuchar solo un set de problemas, tienes que escuchar dos, así como las irritaciones e inseguridades se duplican. Obviamente los wiseguys pueden dejar a sus novias y buscar otra que les dé diversión por un par de semanas antes de que comience a quejarse de que llegan tarde o no aparecen los sábados con ella o olvidándose de sus cumpleaños. Pero inevitablemente habrá duelo — este tipo de cosas viene con el territorio también.

Considerándolo todo, aunque, es una oferta bastante buena para un wiseguy. ¿Y quién está para decir que está mal? Les puedo decir esto — mucho menos que cinco sobre diez wiseguys se divorcian.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:54 pm

Capítulo 7: "Wiseguy table manners"

Estábamos en Florida en un restaurante francés muy lujoso - yo, tres wiseguys, y tres compañeras. La iluminación de este lugar era tan baja estábamos prácticamente a oscuras y el camarero tenía que apuntar con una linterna para que se pudiera leer el maldito menú.

Así que este camarero está caminando por ahí con su pequeña linterna, y nadie puede leer su menú hasta que venga otra vez. Naturalmente, el camarero atiende a las mujeres primero. Con sus pequeñas linternas van describiendo los platos y ayudándolas a que escojan la entrada y toda esa mierda. El resto de nosotros estamos sentados alrededor tratando de leer los malditos menús en la oscuridad.

Finalmente, uno de los tres wiseguys dice: "No puedo venir una maldita mierda, ésto es jodidamente ridículo". Entonces él toma al camarero del brazo, lo quita de al lado de una de las mujeres y lo hace apuntar con su linterna sobre el menú para que pudiera leer, empezando a ordenar sin que nadie pudiera hacerlo antes. ¿Las mujeres primero? No para los wiseguys.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:55 pm

Capítulo 8: "How to embarrass a wisgeuy"

¿Quieres saber cómo avergonzar a un wiseguy? No puedes. No hay manera. Es imposible hacerlo porque no tienen vergüenza.

Por alguna razón, este es uno de los rasgos definidos del wiseguy. Ellos creen que siempre están en lo cierto, no importa lo que esté diciendo o haciendo. Si ellos son desagradables para otra persona, entonces la otra persona está equivocada. La manera de vida del gangstere es tener siempre la razón; la broma es para todo el mundo. Es por eso que ves entrar a un wiseguy a un local caminando como si fuera suyo. No tienen vergüenza en absoluto -- ellos son, seguramente, la persona menos auto consciente con la que te encontrarás.

Ante situaciones incómodas para cualquier persona, los wiseguys hacen caso omiso. Una vez, en la mitad de una guerra armada, tuvimos que portar nuestras armas. Personalmente, la única vez que llevé encima un arma era cuando un wiseguy me la daba. Y la única vez que lo hicieron fue cuando hubo una guerra. Y no estoy hablando de esas armas modernas que ves en las películas y series de televisión. Los mafiosos trabajan con esas viejas piezas rústicas que sacan de Dios sabe dónde. En las películas ves wiseguys sacando armas de sus pistoleras. Nadie camina por ahí con su arma en una pistolera. No usan pistoleras de tobillo, ni de hombro -- yo nunca vi a alguien llevando un arma en una pistolera, al menos no a un wiseguy. Los wiseguys llevan sus armas en los bolsillos o sostenidas detrás del cinturón.

De cualquier manera, tenemos a este sujeto, lo llamamos Jimmy Legs. Jimmy era de seis pies de alto y delgado, excepto por su maldita gran barriga. Él llevaba su destartalado y viejo revólver calibre .45 que le gustaba detrás del cinturón. El problema era su enorme barriga. Imagínate tratando de atar un cinturón alrededor de un huevo. Jimmy llevaba sus pantalones una milla por debajo de su estómago, y su arma se deslizaba de su cintura y caía a través de la pernera del pantalón. Este tipo no era Michael Corleone.

Jimmy tuvo que hacer algo, y lo que hizo fue poner un bolsillo extra. Hizo que su esposa cociera un bolsillo en la parte trasera de sus pantalones, justo arriba de su trasero. Llegó y le mostró a todos los muchachos cómo llevaba el arma en su bolsillo extra. Brillante idea, dijo. Consideramos eso por un momento y entonces nos encogimos de hombros.

El bolsillo extra fue muy bueno hasta unos días después, cuando Jimmy llegó al club y nos dijo que se sentía muy mal. Dijo que tenía un mal caso de las carreras. Cada diez minutos iba corriendo al lavabo, ida y vuelta. Alrededor de la quinta vez que lo hizo, lo escuchamos reír como un desquiciado. ¿De qué demonios se ríe? Está cagando sus pantalones -- ¿qué es lo gracioso de eso?
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:55 pm

Capítulo 9: "Wiseguys don't like to wait"

Tony Mirra y yo estábamos en un centro comercial tratando de conseguir un teléfono público. Tony Mirra, debes saber, es uno de los tipos más humildes que conocí y un verdadero idiota para los estándares de cualquiera. Un total imbécil que incluso no le agradaba a los otros wiseguys. Era un hombre grande, six-foot-two y quizás 220 libras, y una gran boca que destacaba. Cuando yo estaba fuera con él, siempre esperaba que algo malo sucediera.

Tony y yo caminamos alrededor de este centro comercial y, finalmente, encontramos una cabina. El problema fue que una mujer lo estaba usando. Ella era un pequeño ratoncito, una ama de casa con su esposo parado al lado suyo, observando a sus dos hijos pequeños. Podríamos decir que eran de fuera de la ciudad, de Indiana o Illinois, o quién carajo sabe de dónde. Yo estaba esperando bien pero Tony quería usar el teléfono y lo quería usar ya.

Entonces esperamos quince, veinte segundos, y finalmente Tony dijo, "¿Cuándo terminarás con el maldito teléfono?".
La mujer se sorprendió. Dijo algo así como, "No lo sé, estoy hablando, en un minuto".
Tony dijo, "Bien, estuviste en ese maldito teléfono lo suficiente".
El pobre esposo, allí parado, no sabía qué hacer. Estaba totalmente avergonzado e intimidado.
Tony dijo, "Necesito usar el maldito teléfono, así que déjalo, maldita sea".
Yo le dije, "Tony, por el amor de Dios, deja a esa mujer, estás avergonzando al marido y asustando a sus hijos".
Él me dijo, "Un carajo. Necesito usar el maldito teléfono".
Entonces se volvió a la pobre mujer y dijo, "Ahora cuelga el maldito teléfono, perra".

Finalmente, la mujer colgó y esta bonita familia se fue, asustada. El esposo estaba plantado justo en frente de la mujer. Yo me sentí mal por sus pequeños viendo eso.

Tony Mirra hizo su llamada como si nada pasara.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Joe Mariano el Vie Mayo 18, 2018 6:55 pm

Capítulo 10: "Why wiseguys never lose fights"


Cuando creces en las calles, te metes en un montón de peleas callejeras. No hay más vuelta de hoja, así de simple. Es por eso que muchos de tus boxeadores favoritos crecieron en las calles. En Paterson, Nueva Jersey, me metí en situaciones todo el tiempo en que la única manera de salir era con mis puños. La primera vez que golpeas a alguien en la cara, quedas casi shockeado por la violencia, la sangre, el sonido del golpe, los huesos rompiéndose. Después de eso, es un pedazo de pastel. Golpee a mucha gente en mis días, casi siempre en situaciones donde era golpear o ser golpeado. Una cosa que sabía que no podía hacer era ir en busca de una pelea callejera.

¿Por qué provocar una pelea cuando el tipo podría tener un cuchillo o un arma? Sin embargo, si sientes que la pelea es inevitable, debes asegurarte golpear primero. Una vez que empecé a salir con wiseguys, sin embargo, me sorprendió como iban por ahí con ganas de pelear. Sabían que tenían una enorme ventaja sobre casi todos los que se cruzaron en el camino: una temeridad absoluta acerca de la lucha. Los wiseguys hacen todo con los puños: la lucha es una forma de negociar, enviar un mensaje, saldar una deuda, incluso tener un poco de diversión en una noche aburrida.
He visto a wiseguys golpear camareros, dueños de tiendas, taxistas, lo que sea. Y nunca he visto a un wiseguy perder una pelea. Si alguna vez sufres la desgracia de ser golpeado por un wiseguy, no lo olvidarás tan fácilmente. Fui golpeado por wiseguys un par de veces. Golpean realmente bien.

Por supuesto, yo era un agente federal así que no podía ir por ahí en busca de personas para golpear. Hubo momentos como Donnie Brasco que no tuve más remedio que unirme a la pelea cuando los mafiosos se lanzaban sobre alguien. Un par de veces hasta inicié una pelea yo mismo, pero sólo para mantener las apariencias y no ser descubierto. Y hubo otras donde le di a alguien una paliza para que no se la de un verdadero wiseguy. En el mundo de un wiseguy, las peleas ocurren todo el tiempo, de la nada.

Incluso después de que renuncié a mi identidad como Donnie Brasco, no perdí mi instinto de lucha. Una vez, algunos agentes me pidieron ayuda con otro trabajo encubierto. Éste estaba en el extranjero, y yo tenía que fingir ser un wiseguy pesado de Nueva York. Fuimos a cenar una noche, yo y los otros agentes, en un restaurant donde probablemente éramos los únicos americanos. Efectivamente, estos cuatro chicos de allí, supongo que tenían demasiado a beber, pero empezaron a hablar un montón de mierda sobre América. Obviamente están tratando de conseguir nuestra atención.
No les prestamos atención, porque la última cosa que queríamos hacer es meternos en alguna situación problemática en este país extranjero donde ni siquiera hablamos el lenguaje. Pero estos tipos no se rinden. Siguen hablando de los Americanos y tratando de provocarnos y se vuelven más ruidosos. Finalmente, uno de estos borrachos se levanta y viene a nuestra mesa. Este tipo se coloca al lado de donde yo estoy sentado y continua hablando mierda de los americanos.

Yo digo, ''Mira, chico, ¿por qué no te vas y dejas de molestarnos? No queremos problemas.''
Entonces, un segundo hombre se acerca y esta vez digo: ''Mira, estas demasiado cerca de mí, así que se mueven de una puta vez.'' Pero no, estos chicos siguen fanfarroneando y acercándose aun más cerca de mí. Por último digo ''Si no das un paso atrás, te voy a dar una paliza''
Ahora, ya he violado la primera regla de la lucha callejera: golpear primero, hablar más tarde. Aquí estoy negociando con estos borrachos amenazantes. Si esto hubiera sucedido a mafiosos reales, estos borrachos se tragarían los dientes mucho antes de que se acercaran a la mesa.

Pero yo soy un agente encubierto del gobierno en un país extranjero. Para mí, meterme en una pelea en un bar y ser atrapado por la policía seria una molestia gigante, o tal vez incluso un incidente internacional. Así que trato de escaparme de la situación hablando. En el fondo, sé que no va a funcionar. Justo cuando le digo que le voy a dar una golpiza, veo a otro tipo que se acerca hacia mí. Estaba detrás mío, asique salta sobre mi pero antes que él pueda golpearme, los agentes se levantan y le golpean al tipo en la cara, noqueándolo. Me levanto y golpeo al otro y va hacia abajo también. Dos golpes, pelea terminada.
Yo y los otros agentes, con calma pusimos algo de dinero sobre la mesa y salimos del lugar. No hay necesidad de quedarse y esperar a los policías.

Ahora, estos vagabundos borrachos tuvieron una suerte que nunca entenderán. Si yo hubiera sido un wiseguy real, los golpes no habrían acabado. Habrían sido golpeados hasta sangrar y quizás hasta la muerte. He visto wiseguys dar palizas brutales.
Toma un poco de tiempo, podría tomar una docena de golpes, pero si usted sabe dónde y cómo golpear a un hombre, créame, usted puede matarlo. Lo que esos chicos hicieron a nosotros, hablar basura, tratar de intimidarnos, era más que suficiente para ganarse la golpiza de sus vidas. Maldición, personas fueron salvajemente golpeadas por cruzarse accidentalmente con wiseguys.

Así que, si te metes en algún tipo de altercado con alguien que se parece a un wiseguy, vete caminando. No, vete corriendo.
Los wiseguys aman meterse en peleas, y nunca pierden.
avatar
Joe Mariano

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Way of the Wiseguy por Joe D. Pistone. (10 caps traducidos)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.