Aprenda de la Mafia, consejos de Louis Ferrante

Ir abajo

Aprenda de la Mafia, consejos de Louis Ferrante

Mensaje por Salvatore Neri el Miér Jun 11, 2014 1:47 am

Louis Ferrante, ex-mafioso del clan Gambino, nos explica qué prácticas de la mafia se pueden utilizar en los negocios (legales).Ferrante cumplió una condena de 8 años y medio de prisión después de negarse a delatar a otros miembros del clan Gambino.

En prisión descubrió los libros y la lectura, e inicio un proceso de autoformación y regeneración que le llevó a contar su experiencia y a convertirse en consultor de negocios.

Actualmente da conferencias a adolescentes con riesgo de convertirse en delincuentes, y a audiencias de ámbito empresarial, con las que comparte sus experiencias.

“La vida que había llevado, que a menudo lamentaba, fue también la vida que me enseñó a defenderme de los depredadores, olfatear a los fantasmas y ser más astuto que una serpiente. Fue una vida que me enseñó a ser independiente, a pensar a lo grande, a creer en mí mismo. En la mafia aprendí a tomar la iniciativa, a tener nuevas ideas y a ponerlas en práctica. Aprendí a comunicarme con las personas. Organicé tratos entre doctores, abogados, banqueros y agentes de bolsa. Al haber tratado con muchas y variadas personas en mi pasado, me podía codear tanto con la sociedad educada como con la gente de los “guetos”. Podía pegársela a un gorrón o establecer una alianza con un banquero; podía hablar con cualquiera. También desarrollé una habilidad especial para superar los obstáculos. A veces los apartaba de mi lado, otras me abría camino entre ellos. La Mafia consigue a menudo lo que quiere utilizando a sus matones, pero muchas veces consiguen sus fines entablando una relación amistosa con alguien, congraciándose con él, y pidiendo sencillamente lo que quieren”.

Explicaba Ferrante, que luego enumera los 5 consejos para tener éxito según la escuela de la mafia.

1. Tener valores

Al igual que la mafia, toda empresa debe desarrollar una cultura corporativa con un sólido conjunto de valores, y cada empleado debe conocer y compartir esos valores. Esta base en común se reflejará en la imagen de la empresa y sus prácticas de negocios.

Si el compromiso con un conjunto de valores, aunque retorcidos, genera éxito en el crimen organizado, ¿cuánto más podría impulsar una empresa recta?

2. Crear un verdadero equipo

Al igual que en una pandilla, los miembros de un equipo no siempre creen tener la capacidad de lograr grandes cosas; en general, porque no tienen confianza en sí mismos. Sin embargo, si ellos creen en su líder, éste puede inculcarles un fuerte sentido de confianza y motivarlos, asegurándoles que pueden lograr lo que sea.

Se necesita más que un “cerebro” para conseguir que las cosas se hagan, y sin un equipo es imposible tener éxito.

3. Aceptar los errores

Una noche, Al Capone, cuando todavía era un adolescente, quiso conquistar una chica que le gustaba. Resultó que era la hermana del mafioso Frank ‘Galluch’ Gallucio. Pero no le importó, y tampoco la expresión de disgusto de ella ante la insistencia del regordete y calvo pandillero. Se puso cargoso y para su infortunio Galluch estaba armado con un cuchillo. El resultado: esa noche nació ‘Scarface’.

Sorprendentemente, Capone no buscó venganza. Sabía que había estado mal y aceptó su error. Con el tiempo, incluso llegó a trabajar frecuentemente con Galluch como si nada hubiera sucedido.

4. Reducir gastos generales

La mafia siempre dispone de un contador en caso de que un negocio se niegue a ‘contribuir’ aduciendo que no genera ganancias. Tras el rastrillaje de los libros, los reportes a menudo arrojan que los gastos generales de la empresa son demasiado altos para sus necesidades. Algo tan sencillo se repite una y otra vez. Así que hay prestar mucha atención, porque puede que se tengan quince personas haciendo el trabajo de diez, y así sucesivamente.

5. Honrar las deudas

Pagar lo que se debe es tan importante como cobrar lo que es debido. De lo contrario, la empresa o sus miembros podrían hacerse de un mal nombre, o lo que es peor: “terminar en el baúl de un auto”.

Lecciones para un soldado
Haga lo que le gusta y no trabajará ni un solo día en su vida. Si usted se ve trabajando a altas horas de la noche sin que nadie le pague, entonces ha encontrado algo que le gusta hacer. Hasta que no sea así, siga buscando.

El mafioso no toma notas: agudice su memoria.

Guarde un alijo en el “banco de los favores”; nunca se sabe cuándo necesitará retirar los fondos.

Aprender a base de golpes: cuando se aprende a base de golpes se cometen muchos errores, y se aprende de ellos.

¿Está pinchado su teléfono? Tenga cuidado con lo que dice todos los días.

En la actualidad sólo se tarda minutos en encontrar datos de alguien en internet. Si tiene algún amigo o conocido mutuo, infórmese, puede conocer sus gustos e intereses, lo que le puede ayudar a iniciar una relación o facilitarla antes de que se inicie. No sea vago. Haga sus deberes. Infórmese.

Lecciones para un capo

Imagine un mundo en el que la gente se reuniese para discutir los problemas y se levantasen de la mesa con una decisión y solución ese mismo día. Ese es el mundo de la Mafia. La Mafia sabe que las disputas entorpecen el crecimiento, y que pequeños problemas pueden convertirse en grandes y graves. Apresúrese a arbitrar entre los trabajadores. Haga que las personas hablen de sus diferencias. Solucione los problemas antes de que se le vayan de las manos y asegúrese de aconsejar y decidir justa y honestamente.

Transforme sus enemigos en amigos.

Nunca avergüence a nadie en público. Si alguien mete la pata, corríjalo en privado.

Un gerente debe evaluar el potencial de sus empleados y luego sacarlos de su zona de confort. Confíeles algo que sea más importante de lo que normalmente son responsables.

Actúe rápido y con decisión. Tomar una decisión equivocada es mejor que no tomar ninguna. La competencia no espera.

Muchas personas esperan que se hagan las cosas de una cierta manera, pero cada cual tiene la suya. Deje que lo hagan a su gusto. Mientras hagan bien su trabajo, lo demás no es cosa suya.

No confíe en las palabras si el lenguaje corporal le dice algo muy distinto.

Lecciones para un don

Controle su ambición. Dirigir un imperio, una familia de la Mafia o una empresa es como conducir un coche. Hay que saber cuándo acelerar y cuándo frenar.

¿Cuántas veces en la vida un amigo te ha pedido algo que no quieres hacer, pero no sabes cómo decir que no? A veces se debe decir que no.

La Mafia gasta muy poco en material de oficina. Reduzca gastos generales.

Contrate a la persona más adecuada sin importar su raza, credo u orientación sexual.

Tenga compasión por los que no tienen nada. Cuando se es generoso, esa generosidad se nos devuelve multiplicada por diez.

Salga de su despacho, conozca a la gente, visite los almacenes, la sala de transporte, la cadena de montaje. Estreche la mano de los cajeros, de los camioneros. Póngase unos vaqueros y ensúciese las manos. Si quiere competir con empresas que tienen un jefe sobre el terreno, sea uno de ellos.

Nunca infravalore a un adversario, a un competidor.

Mantenga una reserva con dinero en efectivo. Sobrevivirá a las crisis.
avatar
Salvatore Neri
Big Fish
Big Fish

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 15/03/2014

Ver perfil de usuario http://gigantepatriarca.activosforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Aprenda de la Mafia, consejos de Louis Ferrante

Mensaje por Douglas Macchio el Miér Jun 11, 2014 1:57 am

Interesante, ya me lo leí.
avatar
Douglas Macchio
The Gigante—Patriarca Network
The Gigante—Patriarca Network

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 17/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.